Como muchos saben, la incontinencia femenina es un problema muy común que afecta a la mayoría de las mujeres y auqnue es más frecuente en la vejez, puede presentarse incluso desde los 25 años. Sin embargo, es una afección que puede ser tratada y controlada de varias maneras, por lo que a continuación enumeramos algunos de los tratamientos médicos para combatir la incontinencia en mujeres.

Tratamientos para la incontinencia en mujeres

La incontinencia puede ser controlada en todas sus intensidades, mejorando la calidad de vida de la paciente. Sin embargo, dependiendo de la edad y del grado de incontinencia que padezca la mujer, la efectividad del tratamiento médico para la incontinencia puede variar. Existen más o menos cinco tipos de tratamiento para esta afección, algunos médicos y otros caseros, aquí los enumeramos todos con enfoque en los del tipo médico:

  • Estilo de vida: controlar la cantidad y la frecuencia con que se toma el líquido. Uso de ropas fáciles de desabrochar. Uso de protectores.
  • Fortalecimiento del suelo pélvico: ejercicios de kegel para fortalecer la vejiga y que sostenga más líquido.
  • Cirugías.
  • Tratmiento laser o eléctrico.
  • Medicamentos.

Los tratamientos médicos para la incontinencia en la mujer varían según el tipo de afección. La falta de retención de líquido puede ocurrir por esfuerzo (liberación de orina al toser, estornudar, reír, etc), por urgencia (micción repentina y sumamente urgente muchas veces la persona no logra llegar al baño) como también puede ser mixta y presentar distintos síntomas a la vez. En este sentido, el tratamiento médico para la incontinencia femenina varía según el tipo de afección que se padezca.

Incontinencia de esfuerzo

  • Medicamentos: en la actualidad se utiliza la ayuda de medicamentos relajantes de la vejiga para tratar su irritación y en consecuencia. Para el caso de la incontinencia de esfuerzo puede usarse tratamiento de estrógeno en mujeres que ya han pasado por la menopausia y tratamientos inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina. Asimismo, medicamentos antimuscarínicos son ideales para evitar las contracciones de la vejiga que impulsan el líquido.
  • Cirugía: existen todo tipo de cirugías que ayudan con la incontinencia y suelen ser aplicadas sólo si están presentes los síntomas de incontinencia de esfuerzo. Entre estas opciones se hallan la cinta vaginal sin tensión o un cabestrillo vaginal que sostienen la uretra. También son efectivas y menos invasivas las inyecciones de colágeno que engruesan las paredes de la uretra (no son definitivas, deben repetirse cada cierto tiempo). Por último, para el peor de los casos en donde existe un prolapso o vejiga sobresaliente, lo más recomendable es una reparación de la pared vaginal anterior para llevar la uretra a su posición original.
  • Laser ó electricidad: cuando la incontinencia es leve, el tratamiento laser tiene excelentes resultados, prácticamente definitivos. El tensado vaginal eléctrico también funciona de una manera similar pero es más invasivo pudiendo generar dolor o resequedad.

Incontinencia de urgencia

  • Medicamentos: el tratamiento hormonal con estrógenos también es útil para tratar esta afección en mujeres que han atravesado la menopausia. Los medicamentos que ayudan a relajar los músculos de la vejiga son los tratamientos más indicados para este nivel de incontinencia, tales como antimuscarínicos, beta agonistas y la imipramina (antidepresivo tricíclico) son los de uso más común.
  • Cirugía: la cirugía como tal no suele hacerse en caso de que se presenten sólo los síntomas de la incontinencia de urgencia, sin embargo existe un método que no es exactamente quirúrgico que involucra el autosondaje intermitente, lo que significa instlarse uno mismo un catéter o sonda de forma tal que se pueda pasar más cantidad de tiempo sin necesidad de ir al baño. También existe el catéter fijo para los casos más severos.

Incontinencia mixta

En caso de que ambas condiciones se presenten a la vez, es necesario prestar atención a cuál de los síntomas se presentan con mayor fuerza y frecuencia para utilizar dicho tratamiento. En caso de que exista un caso parejo incontinencia urinaria mixta en una mujer, el tratamiento médico recomendable es la cirugía.

Otras medidas a tomar para combatir la incontinencia

Lo más recomendable en todos los casos es combinar el tratamiento médico indicado con los cambios de vida necesarios y la aplicación de ejercicios kegel u otras técnicas de fortalecimiento del suelo pélvico ya que así se optimizarán y acelerarán los resultados de la afección. Siempre consulta al médico al respecto y él te aconsejará sobre la intensidad de los cambios y ejercicios que debas realizar según tu condición. En caso de que la incontinencia limite tu vida cotidiana, existen todo tipo de protectores y ropas reusables y desechables para el control mientras hace efecto o para contribuir con el tratamiento médico contra la incontinencia urinaria en la mujer.

¡Estamos por abrir!

Apúntate para recibir ofertas especiales prelanzamiento y muestras gratuitas.

¡No te quedes por fuera! Sé de los primeros en disfrutar de nuestro exclusivo servicio.

 

Te has suscrito exitosamente.

droplet